Los productores del agro e inversores privados le están perdiendo el miedo a la forestación. Y eso cambia el paisaje rural. Además, este año el mercado de campos registró la salida de algunos jugadores y la apuesta por parte de otros inversores. Foto: Nic

“No tengo ninguna duda de que la posibilidad de otra planta (de celulosa) debe estar en la idea de los inversores”, dijo a Búsqueda el empresario Gerardo Zambrano, aludiendo a una eventual cuarta fábrica de ese tipo en Uruguay

En el mercado de tierras se consolida la “expectativa” en negocios forestales y se mueven transacciones de “grandes” campos

6min 4
Nº2032 - al de Agosto de 2019
escribe Mauro Florentín

Este año la empresa Forestal Oriental, propiedad de la finlandesa UPM, compró la estancia La Selva, a unos 25 kilómetros de la localidad de La Paloma, en Durazno, con una extensión de 2.600 hectáreas y un precio algo superior a los US$ 3.000 la hectárea, lo que representa un monto algo inferior a US$ 8 millones, dijeron a Búsqueda operadores del mercado de campos.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.