Enfoque - eneagrama

Eneagrama: termómetro para la salud emocional de su empresa

7min 1
Nº2023 - al de Junio de 2019

Un estudio de Great Place to Work, constató que “la salud emocional  es actualmente el foco del 75% de las empresas entrevistadas”.  

• Problema  

Las certificaciones médicas no solo ocasionan bajas transitorias en  los planteles de trabajo, sino que influyen en la tasa de rotatividad  y aparecen como uno de los principales elementos para el  estancamiento del rendimiento colectivo. En ese sentido, mejorar  la salud emocional de los funcionarios no solo será importante para  éstos, sino para la propia organización como un conjunto.  

• Salud laboral  

Entre las herramientas usadas por las multinacionales para dar  apoyo psicológico a sus empleados, el eneagrama pasó a ocupar  especial relevancia. Este sistema muestra el camino para la armonía  y equilibrio humanos, dentro y fuera de la empresa.  

• ¿Qué es el eneagrama?  

Se trata de un sistema milenario de salud emocional mediante el  cual se puede realizar un mapeo sencillo, pero profundo, de cada  uno de los nueve tipos de personalidad que esta metodología  esboza.  

• Eneagrama  

“Procesa el sistema de identificación de la personalidad y de la  conciencia humana más fidedigno y completo que se conozca”.  

• Líderes más conscientes  

Actualizado al campo empresarial, el eneagrama resulta ser una  herramienta que promueve cambios positivos en la comunicación  interpersonal, en la capacidad de dar y recibir críticas, en el  aumento de la inteligencia emocional y en la capacidad mental que  los ejecutivos necesitan tener para alcanzar el éxito de sus equipos  y departamentos de trabajo.  

• Gastos innecesarios

Entender el tipo de personalidad de nuestros colaboradores,  además de potenciar la eficiencia de la empresa, puede hacer  que la misma ahorre mucho dinero. Repetidos ejemplos existen  de organizaciones que buscaron motivar a sus funcionarios  ofreciendo meros aumentos salariales. Este hecho, que implicaba  un desembolso importante por parte del empleador, no siempre  traía los resultados esperados.

• 9 formas de motivar  

Desde otro enfoque, el eneagrama empresarial propone nuevas formas de motivación, las cuales, la mayoría de las veces, ni siquiera implicarían un desembolso pecuniario, sino que, más bien, se encuadrarían en el concepto de “sueldo emocional” específico para cada patrón de conducta.

• Tipo 1

Al tipo uno se le conoce con el nombre de “El Perfeccionista”, porque tienden a ver el mundo en términos de cómo coincide o no con lo que ellos ven como perfecto o ideal. Su foco de atención está en si las cosas están bien o mal, hacer lo correcto, advertir y corregir errores, y esforzarse para mejorar las cosas. Tienen una voz crítica interna fuerte que cometa todo que hacen. Pueden ser muy críticos y juzgadores de los demás. Usualmente se ajustan a las reglas y estándares, y tienden a ser reformadores idealistas. A menudo son personas de alta integridad. Los desafíos centrales incluyen manejar su propia ira y su autocrítica.

• Tipo 2

Al tipo dos se le llama, comúnmente, “El Prestativo”, pero también es conocido como “Ayudador Amistoso”, ya que los dos quieren crear una buena relación y conexión con las personas. Suelen dar estratégicamente y tienen miedo de pedir lo que necesitan, por lo que dan a los demás como una manera de hacerse importantes e invitar implícitamente a otros a satisfacer sus necesidades no expresadas. Tienden a ser amigables, optimistas y generosos, en exceso, incluso. Su enfoque está en las otras personas, en relaciones importantes y en lo que otros piensan y sienten sobre ellos. Prestan mucha atención a si les gustan a otros o no y se esfuerzan por ser necesarios y ganar aprobación a los ojos de los demás. Son muy empáticos, pero pueden no estar en contacto con sus propios sentimientos y necesidades, y dar compulsivamente.

• Tipo 3

Al Tipo tres se lo conoce como “El Bien Sucedido.” Tienden a ver el mundo en términos de tareas, objetivos y de lograr éxito. Su enfoque principal está en ser percibido como exitoso y como capaz de hacer muchas cosas. Son buenos para combinar el modelo ideal de cómo se debe hacer algo en términos de éxito material, con los ideales culturales aceptados de logro. Normalmente se concentran en hacer, a expensas de sentir emociones, y en ser. Pueden tener dificultades para desacelerar y para saber lo que están sintiendo, pero son muy buenos para trabajar de la manera más eficiente. Sus principales desafíos son el saber lo que realmente piensan y sienten ¬–-y no solo lo que aparentan pensar y sentir—, así como también el reducir su ritmo y ser capaces de no hacer nada.

• Tipo 4

Al tipo cuatro a veces se lo llama “El Romántico”. Tienden a tener una profunda sensibilidad artística o estética, valoran las emociones y la autenticidad. Se sienten cómodos con una amplia gama de emociones, incluido el dolor. Debido a que viven más en sus sentimientos que otras personas, a veces pueden identificarse excesivamente con ellas. Centran su atención en su propio mundo interno, en el estado de sus conexiones con los demás y en los aspectos estéticos de su entorno. En las relaciones, valoran la expresión genuina de los sentimientos. Tienden a ser idealistas y creativos, pero a veces pueden verse atrapados por el anhelo de lo que les falta, por la melancolía o por su foco en el pasado.

• Tipo 5

Al tipo cinco se lo conoce como “El Observador”. Tienden a ser introvertidos, tímidos y menos expresivos emocionalmente que otros tipos. Centran su atención en el pensamiento, en actividades mentales y en la creación de límites para mantener su privacidad. Sienten tener una cantidad limitada de energía y son sensibles a otras personas que potencialmente están drenando sus depósitos finitos de tiempo y energía. Por lo general, marcan bien los límites y pueden retirarse a un lugar seguro si se sienten amenazados por una intrusión. A veces se pueden proteger excesivamente y pueden tener dificultades para abrirse a otras personas en las relaciones.

• Tipo 6

Al tipo seis se lo suele llamar “El Cuestionador”, porque tienden a llevar la contraria a la hora de pensar. Tienen una vena rebelde y generalmente tienen problemas de autoridad: desean una autoridad respetable a la vez que sienten una sensación de desconfianza en presencia de figuras de poder. Centran su atención en detectar amenazas a su seguridad y en prepararse para el caso de que ocurra algo peligroso. Por naturaleza son vigilantes, y pueden ser activamente temerosos en su variante fóbica, o fuertes e intimidantes como movimiento contrario al miedo en su variante contra-fóbica. Tienden a ser leales, analíticos y buenos para resolver problemas, pero también pueden tener que luchar con la paranoia y la indecisión.

• Tipo 7

Al tipo siete se lo conoce como “El Soñador”. Los sietes tienden a ser enérgicos, rápidos y optimistas. Su atención está enfocada en actividades divertidas y estimulantes, así como también en la creación de muchas opciones y en la planificación. Por lo general son personas entusiastas, positivistas, amantes de la diversión que no les gusta sentir sentimientos incómodos, como la tristeza, la ansiedad, el aburrimiento o el dolor. Son buenos para reformular los aspectos negativos y convertirlos en positivos, habitualmente tienen muchos intereses, y, por lo general, disfrutan de interactuar socialmente con los demás. Sus desafíos centrales incluyen lidiar con emociones difíciles o incómodas, demostrar el conflicto en las relaciones y enfocarse en una cosa de cada vez.

• Tipo 8

Al tipo ocho se le acostumbra llamar “El Confrontador”, debido a que tiene una tendencia para ir hacia el conflicto y la confrontación, más fácilmente que otros tipos. También tienen un acceso más fácil a la ira que la mayoría de los otros tipos. El pensamiento 8 está orientado hacia la obtención de poder y respeto. Los ochos centran su atención en crear orden a partir del desorden, en la pintura global y en quién tiene el poder. Tienen mucha energía, aunque pueden subestimar su impacto en los demás. Pueden ser excesivos, impulsivos, generosos y proteger a los demás. Son líderes naturales, pero pueden tener un punto ciego cuando se trata de expresar su vulnerabilidad.

• Tipo 9

Al tipo nueve se lo conoce como “El Conservacionista”. Los nueves son buenos mediadores porque de forma natural pueden ver todos los lados de un problema y sentirse motivados para reducir el conflicto y crear armonía. Por lo general, son afables y tranquilos, y centran su atención en llevarse bien con los demás. Tienden a no estar en contacto con su propia ira y sus propios intereses, porque tener ira u opiniones fuertes puede provocarles conflictos, lo que les desagrada, y por lo tanto lo evitan en cada oportunidad. A los nueve a menudo les cuesta decir que no, al igual que tomar partido por sus propias opiniones y deseos, por eso pueden decir que sí cuando quieren decir lo contrario, y pueden convertirse en pasivos-agresivos cuando se filtra o se pone en evidencia su enojo no reconocido.

¿Dónde se dictan estos entrenamientos?

La universidad de Stanford realiza cursos presenciales de eneagrama dentro de su “Health Improvement Program”. En Sudamérica, por su parte, existen franquicias especializadas en este abordaje, como es el caso de la rioplatense “Enfoque Eneagrama”, www. eneagrama.uy, que realiza capacitaciones empresariales mediante una aplicación del símbolo milenario al ámbito coorporativo.

La metodología de Enfoque Eneagrama en números

- 65% de su trabajo está dirigido al desarrollo de liderazgo.- 25% al desarrollo de equipos, comunicación y empatía.- Y el 10% restante a procesos de coaching.

Vale mencionar que antes de iniciar un proceso de coaching, la empresa posibilita un mapeo de la personalidad y de las motivaciones de la persona y del equipo. Así el proceso se vuelve mucho más poderoso.

Sin duda alguna, todas las organizaciones necesitan funcionarios sanos, no solo física sino anímicamente. Todavía estamos a tiempo para lograr la salud de nuestra empresa. La clave es simple, y comienza por entender que lo que vivimos en este siglo no son crisis financieras, sino de valores.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.