Foto: Javier Calvelo / adhocFotos

Gobierno confía en una mejora económica durante el año electoral; analistas, cautos

3min 3
Nº2002 - al de Enero de 2019

Tras un 2018 en que la economía uruguaya enfrentó una sequía y los coletazos de la crisis en Argentina, el equipo liderado por el ministro Danilo Astori tiene la expectativa de poder mostrar mejoras en algunos indicadores en este año electoral.

Aunque aún faltan datos del cierre de 2018 que permitan ajustar las proyecciones, el Ministerio de Economía espera que el Producto Bruto Interno (PBI) crezca algo más de 3%, en promedio, en el año que comienza. Eso supondría una leve aceleración si se confirma, como prevé, que la actividad aumentó entre 2% y 2,5% durante el año recién concluido.

Una fuente oficial dijo a Búsqueda que jugará a favor una situación climática más normal —sin sequía— para el agro.

El ajuste de tarifas surgió de una negociación que una fuente del Ejecutivo definió como un “empate” entre las posturas del Ministerio de Economía y el de Industria, que encabeza la precandidata presidencial Carolina Cosse

El gobierno espera que repunten las exportaciones, tras el mínimo aumento de 0,4% que tuvieron en el año que acaba de terminar. La mala cosecha de soja producto de la sequía es lo que explica en gran parte su estancamiento en 2018 y, de hecho, si se excluye ese rubro, las exportaciones de bienes habrían crecido cerca de 9%, indicó ayer miércoles 2 Uruguay XXI. Ese instituto gubernamental aseguró que el 2019 será un año “desafiante”, dados algunos factores de incertidumbre internacional, pese a lo cual pronostica una suba en torno a 4% en los envíos al exterior de mercaderías.

En materia de servicios, el equipo económico prevé una temporada relativamente buena para el turismo al haberse diluido parte del defase cambiario que tuvo a favor Argentina, señaló un jerarca.

También apuesta a que algunas medidas aprobadas o impulsadas en los últimos meses se concreten —como la exoneración de impuestos a las exportaciones menores a US$ 2.000, así como la creación de sociedades anónimas simplificadas, ambas a estudio del Parlamento— favorezcan la inversión y la generación de empleos. Es que en 2018 se perdieron unos 10.000 puestos y el desempleo estuvo siempre en torno al 9%, un registro relativamente alto.

Cautela

Sin embargo, desde el sector empresarial tienen una visión cauta de cara a 2019. Aunque el 44% de las firmas prevén aumentar su actividad respecto al año que pasó, solo 12% prevé contratar nuevos empleados, según la XXIII Encuesta Anual de Evaluación y Perspectivas Empresariales de Búsqueda publicada en la última edición de 2018.

A su vez, la suba de tarifas públicas con vigencia desde el martes 1º, causó disconformidad entre los empresarios. “Los combustibles deberían haber bajado por la fuerte baja internacional del petróleo, que significa una fuerte reducción de los costos de Ancap”, se quejó en Twitter el presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara.

Ese ajuste de tarifas surgió de una negociación que una fuente del Ejecutivo definió como un “empate” entre las posturas del Ministerio de Economía y el de Industria, que encabeza la precandidata presidencial Carolina Cosse. La ministra pretendía una suba “más benevolente” en la tarifa de UTE, lo que tras algunas reuniones terminó zanjándose con el anuncio de una rebaja de 20% para las empresas de reducido porte con potencia contratada de hasta 40 kw.

Mientras, los analistas del sector privado también se muestran menos optimistas que el gobierno. Según una encuesta efectuada por Búsqueda, 14 de ellos proyectan —en promedio— que en 2019 el PBI crecerá 1,3%, que el desempleo se ubicará en 8,4% a fines del año, y que la inflación se moderará ligeramente (7,7%).

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.