Memorias de lesa humanidad

3min 5 2
Nº2077 - al de 2020
La columna de Raúl Ronzoni

Lo ocurrido durante 20 años con la instalación, retiro, sustitución y reinstalación de una placa de homenaje al exdirector de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII), Víctor Castiglioni, debería avergonzar a los involucrados, tanto a gobernantes como a quejoso tardíos.

Para dar contexto vayamos al 7 de diciembre del año 2000. En la iglesia del Cordón, al atardecer, el párroco Juan Carlos Bonilla celebró una misa durante la cual se homenajeó a varios fallecidos, entre ellos a Castiglioni, un católico devoto.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.