Both Directions At Once: The Lost Album, de John Coltrane

Música caída del cielo

2min
Nº2038 - al de Septiembre de 2019
E.A.L.

Primero, el descuido en el que incurren ciertas compañías discográficas. En cierto momento un ejecutivo inútil debe haber tropezado con unas cajas, tal vez las pateó y muy probablemente ordenó de mal humor que las tiraran a la basura. Eran grabaciones de John Coltrane (1926-1967) para el sello Impulse!, y más precisamente una sesión del 6 de marzo de 1963, registrada por el capísimo ingeniero de sonido Rudy Van Gelder. Se dieron por perdidas para siempre.

Segundo, el rescate familiar. Coltrane tenía derecho a conservar una copia monofónica de sus grabaciones. Estas cintas se las había dejado a su primera mujer, Juanita Grubbs, luego convertida al Islam como Naima, con quien estuvo casado hasta 1963. En 1996 murió Naima, y su hija Syeeda (ambas fueron homenajeadas por Coltrane con célebres temas en su disco Giant Steps), también moviendo cajas dio con el material, que se lo pasó a Universal, dueña del viejo catálogo de Impulse! Y Universal eligió al saxofonista Ravi Coltrane, hijo de John y de su segunda esposa, Alice, para curar esta música sumergida durante más de medio siglo y ahora redescubierta.

Tercero, el disco. Both Directions At Once: The Lost Album contiene siete temas, y en su versión doble de lujo le agrega siete tomas alternativas. Estas 14 composiciones en estudio son ejecutadas por el clásico cuarteto de Coltrane (McCoy Tyner en piano, Jimmy Garrison en contrabajo y Elvin Jones en batería), luego de tocar dos semanas en vivo en el Birdland neoyorquino. Hay dos temas jamás antes escuchados: Untitled Original 11383 y Untitled Original 11386, donde Coltrane se pasea con el soprano a un altísimo nivel, como en My Favorite Things. Hay un par de estándares (Nature Boy y Vilia) y también tres Coltranes de mayor riesgo: una versión corta de ImpressionsSlow Blues y One Up, One Down, donde el tenor demuestra por qué todavía no ha sido superado por nadie en el instrumento.

Si realmente fue pensado como un disco o si fueron ensayos, poco importa. Dijo Sonny Rollins: “Es parecido a encontrar una nueva cámara oculta en la Gran Pirámide”. En todo caso, gran música caída del cielo.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.