Premio consuelo

4min 4
Nº1998 - al de Diciembre de 2018
por Kid Gragea

Mauricio Macri se quedó preocupado.

Ya se habían ido todos los visitantes ilustres, ya habían pasado los almuerzos, las cenas, las reuniones de trabajo, los espectáculos en el Colón, los embotellamientos sin problemas, ni atentados, ni peligros, ni amenazas.

Todo salió redondo…, pero… le había quedado una basurita: con la historia, la amistad, la hermandad rioplatense, y no lo había invitado a Tabaré. Hasta Piñera fue, que está del otro lado de las montañas, y al Taba lo dejó afuera.

“Qué mal que estuve”, pensó.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.