Uruguay impulsa que la OIT reciba el Premio Nobel de la Paz

3min
Nº2017 - al de 2019
escribe Eloísa Capurro

El lunes 8 de abril, el presidente Tabaré Vázquez y su gabinete discutieron una propuesta fuera de la agenda usual que componen los Consejos de Ministros. La idea había surgido unos días antes, a instancias del ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Ernesto Murro, y, tras recibir el aval del primer mandatario, fue discutida y aprobada por el resto del equipo de gobierno. Así, Uruguay enviará una carta de adhesión a la propuesta para que el Premio Nobel de la Paz sea entregado a la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Sería algo muy merecido porque la OIT desde su declaración de Filadelfia, la carta fundacional de la organización, siempre fue una apuesta a la paz. Y los valores de trabajo decente y justicia social por los que luchan son una fuerte contribución a la paz”, dijo Murro en diálogo con Búsqueda.

La carta está siendo redactada por el Ministerio de Relaciones Exteriores. La experiencia vendría a repetir el rol que Uruguay jugó en 1969, cuando la OIT recibió el premio en conmemoración de su 50º aniversario. Entonces, el excanciller y académico Héctor Gros Espiell (fallecido en 2009) integró la comisión que participó de la entrega del galardón.

La OIT se encuentra celebrando sus 100 años de creación. En ese marco, un país nórdico ya elevó la propuesta para que la organización sea considerada por el Comité Nobel Noruego, compuesto por cinco miembros designados por el Parlamento de ese país. A inicios de abril, tras conversaciones con representantes de la OIT, Murro supo de la propuesta y elevó al presidente Vázquez la posibilidad de que Uruguay se plegara.

Trabajo decente

Uruguay es miembro de la OIT desde 1919 y ha ratificado 109 de los convenios internacionales promulgados desde esa organización. Cada año representantes del MTSS, las cámaras empresariales y el PIT-CNT viajan a Ginebra, donde se realiza la Asamblea Anual de la organización. Allí se encuentran con delegaciones de los restantes 186 países miembros para discutir perspectivas futuras del mundo laboral, analizar situaciones actuales de conflicto y revisar el cumplimiento de los convenios internacionales.

El director general de la OIT, Guy Ryder, visitó Uruguay en 2015 para la firma de un acuerdo de trabajo decente, y en 2017 cuando participó en una conferencia sobre el futuro del trabajo. En esas oportunidades, Ryder destacó en sus discursos el desarrollo de la negociación colectiva en Uruguay.

“Sería algo muy merecido porque la OIT desde su declaración de Filadelfia, la carta fundacional de la organización, siempre fue una apuesta a la paz. Y los valores de trabajo decente y justicia social por los que luchan son una fuerte contribución a la paz”, dijo Murro en diálogo con Búsqueda.

Así, si bien la OIT instó al gobierno a modificar la ley de negociación colectiva (dando respuesta a la queja que los empresarios interpusieron en 2009), también ha puesto al país como “modelo” de relaciones laborales. En varias presentaciones públicas, el ministro Murro ha recordado palabras de Ryder para decir que “si existiera una copa del mundo de trabajo decente” Uruguay habría ganado varios campeonatos.

Poco después de que el Consejo de Ministros aprobara enviar la carta de adhesión al comité noruego, Murro participó en un acto por los 100 años de la OIT en la sede de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York. Allí el jerarca habló de la importancia de alcanzar el compromiso de pleno empleo y trabajo decente “para todos” para 2030, así como lo establecen los objetivos para el desarrollo sostenible.

“En nuestra América Latina y en nuestro país hemos avanzado. Pero últimamente estamos estancados o retrocediendo, salvo algunos países como el que me honra representar. Estamos ante riesgos de retrocesos en el mundo. Estamos ante el riesgo de no poder cumplir el compromiso a 2030 de pleno empleo y trabajo decente para todos. Es tiempo de ver qué voluntad política tenemos para hacer o para no hacer, y decir si vamos a hacer o si no vamos a hacer para llegar al pleno empleo y el trabajo decente para todos”, dijo.

Noticias relacionadas

▪ El Ministerio de Trabajo defiende la negociación colectiva; algunos planteos de cambio son “ideas de laboratorios jurídicos”

▪ OIT insta al gobierno a modificar ley de negociación colectiva

▪ Con “alta” conflictividad, Uruguay se muestra rezagado frente a países con modelos “colaborativos” en sus relaciones laborales

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.